Por qué invierto en proyectos de crowdfunding

 

Fotografía de la consola OUYA

Hace ya tiempo que vengo invirtiendo pequeñas cantidades de dinero en ideas de otros. En todos los proyectos de crowdfunding que he apoyado nunca he pasado de 30 euros, pero la recompensa y la satisfacción ha sido máxima. Mucha gente de mi entorno me pregunta por qué lo hago, ¡son desconocidos! me dicen. Y yo siempre les digo que por qué no. Siendo un poco más profundo e intentando analizar y buscar razones, creo que en primer lugar supongo que lo hago porque creo en las ideas. Y si además esas ideas me gustan siento la necesidad de verlas hechas realidad. Por otro lado creo firmemente en los nuevos modelos de negocio y en las nuevas maneras de financiación en pequeñas cantidades para la materialización de proyectos que no se podrían haber hecho de otra forma. Antes era impensable. Ideas geniales se quedaban en el cajón porque los mecanismos para hacerlas realidad se hacían inviables para sus creadores.  Además, tengo otra razón de peso, un poco ingenua quizá, pero de peso. A veces pienso que, antes de tener esa pequeña cantidad de dinero pudriéndose en el banco, prefiero dárselo a unos chicos listos y con una idea brillante para que me envíen uno de esas cosas tan chulas que hacen. Hoy plataformas como Kickstarter, en EE.UU e Inglaterra, o Verkami en España dan la oportunidad a miles de personas con talento de de hacer realidad aquello que tienen en la cabeza a través de la financiación popular.

Foto de tres modelos del reloj inteligente pebble
El reloj inteligente Pebble ha visto la luz tras un año de conseguir financiación

Así se han finaciado videojuegos, documentales, películas, obras de teatro, libros, objetos de decoración, gadgets tecnológicos… De todo. Aún así, estas plataformas siguen generando discusión. Kickstarter por ejemplo ha sido clasificada como la plataforma on-line más próspera del pasado año y al mismo tiempo, ha generado muchas dudas entre analistas y usuarios debido a la frustración que genera el hecho de que algunos proyectos que son financiados no llegan a ver la luz por diferentes problemas. La plataforma está llena de éxitos, pero también de fracasos. Para muchos, también se ha convertido en una tienda on-line con formato diferente, donde se venden productos bajo demanda, perdiendo así parte de la magia que tenía cuando nació.

Sea como sea, al final se trata de un tema de confianza; yo apuesto por una idea y presto unos euros a unos desconocidos confiando que la hagan realidad y esperando que me la envíen a casa una vez finalizada. Como planteamiento no sólo me cautivó cuando lo descubrí hace unos años sino que, además, a mí me ha funcionado siempre.

Estos son algunos de los proyectos en los que he participado últimamente.

RECOIL WINDERS

 

Unos recoge cables estupendos que permiten tener toda tu jungla de cables perfectamente ordenada. Son fáciles de usar y están en tres tamaños diferentes. En los grandes puedes incluso poner los cargadores de tu portátil y los pequeños son estupendos para recoger los cascos de tu ipod.

MAKEY MAKEY

 

Estos chicos del MIT crearon esta sencilla placa a partir de una arduino. Ellos dicen que es un kit para inventores principiantes y creedme cuando os digo que es así. Si os gusta la electrónica y sois un poco freacs, MakeyMakey es fácil de usar, divertida y tiene posibilidades infinitas. Con mi hijo he pasado alguna tarde viendo como navegaba por la pantalla del ordenador tocando una naranja y un trozo de plastelina.

EL COSMONAUTA

fotograma de la película el cosmonauta

El proyecto de esta peli transmedia comenzó ya hace unos años. Cuando supe de su existencia y descubrí el talento y el empuje de sus creadores no dudé en darles algo de mi propio dinero para su financiación. Llevan ya casi 300.000 euros pero aún necesitan la otra mitad para hacerla realidad. Tienen el apoyo de varias instituciones y se lo están currando mucho para que pronto la podamos ver estrenada.

1 comentario

  1. Gerard Casadevall Ba:

    CONCUERDO PLENAMENTE CON ESTE POST. Realemnte creo que la coperacion és el futuro para muchos de nuestros poyectos felicidades, por el post muy interesante.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)