“Píldoras de información” como método de aprendizaje

 

Una de las grandes revoluciones de nuestro tiempo son los nuevos modelos de educación y aprendizaje surgidos de internet.  Universidades, centros educativos incluso compañías como Apple han apostado de forma clara por un modelo abierto con contenidos de gran calidad que en su mayoría son creados e impartidos por profesores de todo el mundo. Sólo tienes que echarle un vistazo a Coursera o iTunes U para darte cuenta de lo que hablo. En ellas, Hardvard o Standford son los algunas de las instituciones que ofrecen clases online de manera gratuita donde incluso puedes acceder a cursos de Robótica.  

Pero además de las grandes plataformas y universidades donde se puede acceder a cursos muy exigentes en cuanto a contenidos,  existe también en una extensa oferta de plataformas orientadas a ofrecer clases y cursos más accesibles a cualquier persona y con diferentes niveles de dificultad que abarcan todo tipo de especialidades y hobbies. Todos se basan en el sistema de “píldoras de información”, que vienen a ser una serie de vídeos de corta duración protagonizados por expertos, o bien un conjunto de artículos referentes a los temas que se tratan.

Os he de decir que en los últimos años he tenido la oportunidad de hacer varios cursos de este tipo y hasta ahora la experiencia ha sido satisfactoria con todos ellos. De hecho este blog lo puse en marcha gracias a un extenso curso de WordPress que realicé a través de Pixelpro; en él aprendí desde a configurar un servidor virtual en un PC hasta a realizar la instalación y modificación de plantillas de WordPress para hacerlas a medida. Muchas de las cosas que sé sobre Lightroom o Premiere, a parte de mirarlas en Youtube, las sé gracias a Video2Brain la web que hace unos meses fue adquirida por Lynda.com, la mayor plataforma que hay en la red de cursos online sobre diseño, fotografía, edición de vídeo, programación y creatividad .

Dos de los últimos cursos que he hecho han sido a través de Floqq, un proyecto que descubrí hace algún tiempo realizado por un equipo de españoles que, tras recibir inversión extranjera, trasladaron su sede a San Francisco. En Floqq tienen como objetivo convertirse en la plataforma de cursos en Español más grande del mundo. Sus cursos son de lo más variados en cuanto a temática se refiere: desde repostería creativa hasta Creación de Starups . Todos los vídeos están razonablemente bien hechos y explicados, pero sobre todo ofrecen  precios asequibles muy competitivos.

Otra plataforma que he descubierto últimamente ha sido Gibbon, y se ha convertido en una agradable sorpresa. Gibbon ofrece un nuevo enfoque sobre esto de los cursos on-line. En la plataforma puedes acceder como profesor o alumno; si quieres ser profesor sólo tienes que decidir sobre lo que quieres impartir las clases y crear tú mismo un temario. Y aquí es dónde precisamente radica su diferencia respecto al resto de plataformas; el temario lo creas recopilando todo aquello que  encuentras en la red y que crees que puede resultar interesante para tus alumnos: artículos de blogs, vídeos, imágenes, etc. Una vez subidos a la plataforma todo el contenido tiene adquiere un mismo “look and feel” para hacer más agradable y homogénea su lectura, y el alumno puede empezar a estudiar a su ritmo creándose incluso sus propias “playlists”. Y lo mejor de todo, de momento es gratis.  Desde mi punto de vista aún le quedan muchas funcionalidades por incluir y que mejorarían la plataforma, pero supongo que ya irán llegando poco a poco.

En definitiva, hay millones de opciones en la red para aprender algo nuevo cada día. No acabarás siendo un experto reconocido a nivel mundial, pero muchos de estas píldoras te ayudarán a entender conceptos básicos y a hacerte una mejor idea del tema que trates. Y eso, para los curiosos empedernidos, como mínimo, calma nuestras ansias de seguir aprendiendo.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)