Mi experiencia usando Leap Motion: inútil y divertido a partes iguales (de momento)

 

Leap Motion es el dispositivo que te permite controlar el ordenador realizando gestos en el aire con tus manos al más puro estilo Minority Report. Lo conectas a través del USB, lo colocas delante del teclado, escoges cualquiera de las aplicaciones disponibles y empiezas a jugar. He de decir que el efecto “wow” es inmediato. De hecho cuando Leap Motion se anunció hace más de un año su vídeo de promoción parecía incluso falso. Era tan increíble, fluido y preciso que incluso yo llegué a pensar que en realidad se trataba de un producto-concepto, hasta que vi su precio (89$) y su fecha de lanzamiento que sería unos meses más tarde. El equipo de 20húngaros me lo prestó hace unas semanas y tras probarlo casi a diario tengo que decir que no es exactamente como en el vídeo de promoción pero se acerca en un 90%. Realmente la sensación es bastante espectacular y su fluidez de movimientos es sorprendente, sincronizándose casi a la perfección con los dedos de la mano y haciendo al mismo tiempo que el dispositivo sea muy preciso.

 

Todas las apps disponibles y compatibles con Leap Motion se concentran en la tienda del dispositivo, el AirSpace, y allí puedes encontrar desde aplicaciones educativas hasta apps de puro entretenimiento. Tras instalar el software, bajar algunas apps y experimentar un rato, el primer efecto “WOW” se empieza a diluir y comienzan a notarse los primeros inconvenientes. El primero de todos (con lo que no cuentas) es el dolor del brazo. Sí, probad a mantener el brazo levantado durante unos 5 minutos haciendo movimientos en el aire y después me decís si os duele. Y el segundo es la monotonía. Aunque en la tienda hay diferentes aplicaciones, es fácil hacer un repaso a casi todas ellas en una tarde (si estás dispuesto a pagar por muchas, claro). En su mayoría son juegos que, exceptuando alguno de ellos, en menos de 2 minutos les has cogido el “tranquillo” y otras tantas te permiten dibujar con tus dedos, esculpir o tocar música, algo que en principio tiene su gracia pero que termina enseguida.

En realidad Leap Motion es un gran dispositivo al que se le pueden encontrar multitud de aplicaciones, de hecho cientos de desarrolladores experimentan a diario con el dispositivo y cuelgan sus proyectos en la red, aunque la mayoría suelen ser experimentos visuales que a día de hoy pueden llegar a tener aplicaciones artísticas pero que resultan de poca utilidad. Actualmente HP está introduciendo Leap Motion en sus nuevas gamas de portátiles con el objetivo de introducirlo en el hogar, y muy pronto podremos ver cada vez más dispositivos que lo implementan. Pero si intento imaginarme un futuro cercano reconozco que su uso puede ser útil siempre de manera puntual, para realizar algunas funciones concretas, y no como dispositivo de uso de uso estándar y continuo. ¿Me imagino navegando por la red durante horas con los brazos levantados y haciendo movimientos continuos en el aire? No. ¿Me veo haciendo una presentación pasando las diapositivas mientras muevo los brazos? Sí.

Creo que es pronto para saberlo y, de momento, me quedo con que es un dispositivo muy entretenido para jugar y experimentar durante un rato repleto de posibilidades que todavía están por llegar.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)