“Internet de las cosas” cada vez más cerca

Mucho se ha hablado en los últimos meses de la llamada “internet de las cosas”. El concepto hace referencia a conectar el mundo real con el virtual y viceversa; es decir, que una acción en el mundo físico tenga una consecuencia en el virtual. Poniendo un ejemplo práctico es como si una maceta de tu terraza se empezezase a secar y te enviara un tweet para avisarte, algo que ya puedes hacer comprando el kit de Botanic Calls.

Gracias al imparable desarrollo de las placas de código abierto Ardruino y a su bajo coste miles de desarrolladores y geeks de todo mundo han comenzado a crear sistemas que ponen en contacto cualquier objeto con la red. En Kickstarter, a lo largo de estos últimos meses, se han financiado con un éxito increíble numerosos proyectos relacionados con la internet de las cosas, entre otros Twine, una pequeña cajita azul que integra wifi, giroscopo y sensor de humedad. Se puede configurar fácilmente a través de la web y tiene cientos de posibilidades diferentes; por ejemplo podrías dejarla en el suelo de casa y si se inunda, el aparato detecta la humedad y te envia un mensaje, bien sea de correo o través de alguna de tus redes sociales. Esto es sólo un ejemplo, pero si veis el vídeo donde explican el proyecto, las aplicaciones que tiene son innumerables. Otro de los ejemplos son los Ninja Blocks, muy parecidos a Twine pero con la capacidad de conectarse a diferentes servicios de la red, entre los que se encuentran Evernote o Instagram.

 

Pero parce que, de momento, los que se están llevando el gato al agua en esto de “la internet de las cosas” son un ex ingeniero de iphone y un antiguo programador de gmail. Se trata de Electric Imp, unas tarjetas, casi como una SD, que insertadas en cualquier electrodoméstico permiten que estos puedan ser controlados a través de la web. Por ejemplo, poner en marcha la lavadora desde tu oficina, hacer que el horno te avise al móvil cuando acabe de cocinar, poder encender o apagar la calefacción fácilmente desde una app. Lo que ya han conseguido es hablar con muchos fabricantes de electradomésticos para que incluyan una ranura especial para insertar estas tarjetas, por lo que no me extrañaría nada que muy pronto pudiésemos recibir un mensaje al correo si el congelador se desconecta de la red eléctrica. Además, en las últimas semanas han tenido gran repercusión y aceptación en la red, apareciendo en alguno de los medios más destacados, como es el caso del vídeo que tenéis abajo, que salió en Mashable.

 

La “internet de las cosas” es ya una realidad. Pero sólo estamos al inicio y todavía queda un largo camino por delante.

 

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)