Jamás innovarás solo

Larry PageSergey Brin crearon google. Chad HurleySteve ChenJawed Karim hicieron realidad Youtube. Peter ThielMax Levchin fundaron PayPal, el sistema de pago más utilizado en la red. La historia de las innovaciones tecnológicas más recientes no habla de personas individuales y genios solitarios, sino de equipos y colaboración. Ya se lo que estás pensando… incluso Marc Zukenberg, del que siempre se habla como el único creador de Facebook, no hubiera hecho nada sin el apoyo de un grupo de personas que le rodearon e hicieron que la chispa se convirtiera en fuego.

Trabajo en una profesión, la publicidad, repleta de egos, donde las ideas siempre se han defendido a nivel individual y en muy pocas ocasiones sus creadores las consideran una cosa de equipo. “Esta idea la tuve yo”, “esta otra fue cosa mía”… Pero incluso el sector al que dedico mi vida y que no tiene sentido sin la creatividad vive una reconversión. La necesita. Hoy tener ideas, hacer crecer la creatividad y generar innovación de forma individual no sólo no tiene sentido sino que es una estupidez. Porque, pensar que no necesitas la ayuda de otros en un mundo que cambia cada 5 minutos, es dejar que otros acaben siempre haciéndolo mejor que tú ya que supieron aprovechar el potencial creativo que supone colaborar.

[youtube]NugRZGDbPFU[/youtube]

La colaboración es lo que mueve las ideas innovadoras y lo que acaba impulsándolas. Steven Jonhson, en su conferencia “Where good ideas come from” que tenéis sobre estas líneas, lo deja muy claro cuando habla de las cosas positivas que internet está haciendo por el mundo de las ideas. La red, su impulso, la creciente conectividad y el desarrollo contínuo permiten que la creatividad no tenga límites; y que las ideas que una persona tiene en algún lugar del mundo, pueden ser completadas e impulsadas por la idea que otra persona está desarrollado en el extremo opuesto.

Si te consideras una persona creativa con ganas de innovar, hay algunas cosas que debes tener escritas en tu ADN. Así lo cuentan los autores del libro The Innovator’s ADN donde enumeran qué es lo que debe diferenciar a alguien innovador de alguien que no lo es o pretende serlo. Básicamente son:

  • Asociar ideas
  • Cuestionárselo todo
  • Observar
  • Trabajar en equipo
  • Experimentar
  • Arriesgarse

Todos estos puntos se complementan pero ninguno tendría sentido sin el trabajo en equipo que es lo que al final te ayudará a asociar ideas de forma más rápida y fluida, observar con otros puntos de vista, arriesgar y experimentar sin miendo a hacerlo solo y a cuestionarte todo lo que se te pone por delante.

Recuerda. Hoy tus ideas no son nada si no colaboras.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)