Internet multiplica tus ganas de aprender

Webex es una plataforma on-line para trabajos en grupo

Cuando no dedico mis horas a trabajar como creativo en una agencia de publcidad invierto mi tiempo en aprender todo aquello que más me gusta y también en intentar enseñar lo que la experiencia en el mundo de la publicidad me ha dado. En los últimos años compagino mi vida laboral en la agencia con un curso de nuevos medios y formatos que imparto en la escuela Complot.

Las clases son presenciales y la verdad es que me sirven además de para estar siempre al día, para seguir formándome mientras intento explicar todo lo que ese año he aprendido o experimentado por mi cuenta. Fue hace unas semanas cuando me propusieron participar en un proyecto interesante; continuar con las clases presenciales añadiendo además clases on-line que se impartiran a alumnos de todo el mundo. Puede parecer que, en un principio, la enseñanza a través de la red sea algo más fría e impersonal, pero lo que me enseñaron me convenció de lo contrario. Las clases se impartiran através de webex, aplicación desarrollada por Cisco Sistems y pensada para reuniones de trabajo pero que se convierte en el arma perfecta a la hora de impartir enseñanza virtual. Webex permite ver a todos los asistentes del grupo, compartir documentos con ellos e interactuar en tiempo real de una manera ordenada, fluida y muy simple, lo que agiliza enormemente las clases y permite que cualquier persona del mundo pueda asistir en directo, casi sintiendo que está en una clase presencial. Para muestra, este vídeo con los primeros alumnos que ya ha experimentado la sensación.

La propuesta me servió para pensar en como el mundo tanto de la enseñanza como del aprendizaje ha cambiado en los últimos años gracias a la red. Internet nos permite, entre otras cosas, que todo aquello que siempre nos gustó se pueda aprender a través de plataformas sólidas, inmersivas y experienciales, o bien con simples tutoriales de vídeo que están al alcance de cualquiera. Todos aquellos que sentimos la imperiosa necesidad de hacer crecer nuestro nivel autodidacta encontramos en internet el mejor aliado. No hay límites, tan sólo los que tú estés dispuesto a poner.

En cuanto plataformas existen multitud. Adobe o Cisco tienen las suyas, aunque todo indica que cada día más, google+ se convertirá en una plataforma perfecta y gratuita para enseñar y aprender. De hecho, la manera que los alumnos de Complot tendrán para interactuar fuera del horario de las clases será a través de google+, creando grupos especiales para cada una de las asignaturas. Y es que estoy convencido de que las ventajas y valores de Wave como plataforma de trabajo, las irá adoptando poco a poco la nueva red social de google, que en el futuro continuará integrando servicios. Hoy están las quedadas y la posibilidad de compartir los álbumes de fotos y crear grupos, pero no tardará mucho hasta que se incluya google docs para poder trabajar documentos en grupo y en tiempo real; calendar para compartir calendarios, etc, etc, etc… lo que permitirá que personas de medio mundo se pongan en contacto de forma sencilla, y puedan compartir información y modificarla mientras se ven las caras, aprenden o enseñan. Todo de la forma más simple y en tiempo real.

En cuanto a los contenidos, los hay para aburrir. Cualquier cosa que te imagines, cualquiera que sea tu inquietud, por extraña que sea, está en la red y hay alguien dispuesto a enseñártela. Hace poco, estuve curioseando codeacademy, una plataforma que te permite aprender a programar código desde casa;mientras que otras compañías como Lynda.com ofrecen todo tipo de turoriales gratuitos y de pago en los que puedes aprender de forma sencilla y dinámica todo tipo de programas dedicados a la creatividad; 3DMax, Photoshop, Premiere, Final Cut. Eso sin olvidar que en plataformas como youtube o vimeo existen vídeos de todo tipo (y aquí hay que llevar más cuidado con la calidad de los mismos) en los que te enseñan hasta atarte el nudo de la corbata.

Posibilidades las hay a millones. Depende de ti que quieras aprovecharlas.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)