Internet ha hecho mucho por ti pero, ¿qué has hecho tú por internet?

Reconócelo. Cada semana consultas la wikipedia varias veces pero en ningún momento se te ha ocurrido donar ni un sólo euro a la Wikimedia Foundation para que puedan seguir financiando los servidores que albergan la mayor enciplopedia del saber humano jamás creada.

Durante las últimas semanas se te ha llenado la boca de palabras en defensa de Wikileaks y su causa por una sociedad y un mundo más transparente, pero ni se te ha pasado por la cabeza enviarles algo de dinero para que puedan seguir haciendo una labor histórica.

Seguro  que eres un ávido lector de blogs y de contenido on-line, lees foros de las cosas que te gustan, miras los vídeos que generan miles de personas en el mundo, pero eso de participar tú mismo en los comentarios o incluso generar tu propio contenido te da más pareza.

Estoy convencido de que a menudo recibes correos de tus principales webs de descarga pidiéndote un pequeño donativo para seguir pagando los servidores y así tú puedas continuar disfrutando de miles de películas y series de intercambio. Pero posiblemente nunca has respondido esos mails. Incluso te beneficias contínuamente de la cantidad de links que corren por la red de personas anónimas que ripean sus DVD’s y los comparten altruistamente pero nunca se te ha ocurrido hacerlo tú mismo.

Y muy probablemente estés harto de leer y escuchar en todo tipo de medios que hoy, precisamente hoy, se aprueba la Ley Sinde (si un milagro no lo impide). Esa Ley que apoyas consciente y moralmente, pero que por ahora no ha movido en tí ese espiritu reivindicativo necesario para, por ejemplo, enviar mails de protesta a alguno de los diputados que hoy la aprobarán.

No te preocupes. Eres normal. Perteneces a ese gran grupo de internautas que son espectadores en la red. Y evidentemente este post no es para echártelo en cara, ni mucho menos. Ni siquiera yo he hecho todas las cosas que enumero arriba. Por eso he pensado que, ya que se acercan las navidades y que internet nos gusta tanto, quizá podríamos hacerle un pequeño regalo a la red.

Hoy, estaría bien que entre todos protestásemos contra la Ley Sinde. Hoy podemos donar un par de euros a alguna de esas webs de descarga que tanto usamos, podemos apoyar públicamente a wikileaks o seguir haciendo que la wikipedia funciones. Podemos compartir un poco más, crear, generar, oferecer contenido y no sólo sentarnos delante del ordenador esperando recibir. La red la construimos entre todos y podemos ayudar a que cada vez sea más poderosa e importante.

Gracias por colaborar con internet. Seguro que ella te seguirá devolviendo el favor.

:-)

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)