Hacer cine está al alcance de todos

 

Fotograma del cortometraje de ciencia ficción R'ha

Soy asiduo de Vimeo. Consulto la plataforma a diario no sólo buscando inspiración si no también esperando encontrar todo tipo de material de calidad creado por realizadores independientes. Hace unos días me topé con R’Ha, un cortometraje de ciencia ficción con un increíble nivel de calidad. Buscando información sobre el autor, encontré un post en Singularoty Hub, uno de los blogs que consulto habitualmente sobre robótica, ciencia e innovación. Lo que leí me dejó aún más sorprendido. El corto de 6 minutos de duración es obra de un estudiante Alemán de tan sólo 22 años, Kaleb Lechowski. Kaleb ha sido el artífice de todo, desde el guión hasta el diseño de personajes y la animación, así como el creador de un blog en el que contaba todo el proceso de producción de su obra. Tan solo en el apartado de audio ha requerido la ayuda de un amigo. Todo el cortometraje ha sido realizado íntegramente en animación 3D utilizando en su mayoría Blender, un programa “open source”, que permite realizar animaciones cercanas a las grandes obras de Hollywood.

 

En Singularity hablan de que cortometrajes de este tipo demuestran el nivel de democratización al que ha llegado el cine. Hoy, quien tiene talento y ganas, tiene también acceso a las suficientes herramientas para hacer realidad todo lo que se imagine con un nivel de calidad que hace unos años era imposible de conseguir si no estabas metido en la industria. R’ha es exquisito a todos los niveles, y goza de un nivel de producción profesional. Lo difícil es creerse que detrás hay un chico de 22 años que ha invertido unos cuantos meses de su vida en hacer realidad su proyecto de final de carrera.

Hoy, por fortuna, ejemplos como el de Kaleb hay infinitos en la red. Uno de ellos es el cortometraje Voile Noir, obra también de 4 estudiantes Franceses y creado para el proyecto de final de carrera en la escuela de animación francesa ArtFX. El nivel de esta producción, que en esta ocasión incluye también personas reales, es abrumador sobre todo si pensamos que es un corto independiente realizado por 4 chicos que están empezando, pero que sin duda les ha tocado vivir un momento en el que es fácil emplear las herramientas adecuadas con las que dar rienda suelta al talento.

 

No es de extrañar que muchas de estas producciones a pequeña escala acaben siendo convertidas en grandes películas producidas y financiadas por estudios de Hollywood. Les ha pasado ya a numerosos realizadores independientes que tras realizar su cortometraje han recibido la llamada de grandes productores dispuestos a dejarse la cartera con tal de financiar el proyecto. Un ejemplo que me toca de cerca es el de Andy Muschietti, realizador publicitario con el que he tenido la suerte de participar en varias campañas y que tras realizar su cortometraje “Mamá” recibió una llamada de Guillermo del Toro que ha financiado la película, y que está a punto de ver la luz en España. Si sois amantes del cine de terror, os recomiendo el corto. Apenas dura dos minutos pero pone los pelos de punta. 

 

 

 

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)