Formas virtuales de acabar con la raza humana

 

asteroide apunto de impactar en la tierra

Si has seguido las noticias de los últimos días, habrás visto las imágenes de un enorme meteorito cruzando a toda velocidad el cielo ruso; no sólo han dado la vuelta al mundo sino que además han coincidido con el paso del descomunal cuerpo celeste (este sí, grande de verdad) que al mismo tiempo pasó rozando la tierra a escasos 27.000 km. Aunque los científicos ya advirtieron de que nada malo sucedería, estoy convencido de que muchos ya se imaginaban saliendo al espacio exterior en enormes naves salvavidas para colonizar otros mundos. Y es que los humanos tenemos una fijación especial por imaginar como será el fin de nuestra especie. Las imágenes recurrentes del fin de la humanidad se suceden en películas, series y videojuegos,  haciendo que la industria del entretenimiento tenga siempre un buen filón en este tipo de historias apocalípticas.

Siendo rigurosos con la ciencia, dicen que hay otro meteorito, Apofis, dando vueltas por el universo y que en 2029 pasará todavía más cerca, a nos 22.000 km. Lo que pasa es que este tiene 350 metros de diámetro y empieza a ser cosa seria. Así que es muy posible que no caiga en el jardín de tu casa mientras te tomas el té, pero seguro que sí rozará el planeta y podrás saludarlo al pasar. Mientras llega o no el momento de que un meteorito definitivo acabe con la especie, he encontrado dos maneras, al menos curiosas, de terminar definitivamente con la raza humana sin moverte del sofá para satisfacer esas ansias destructivas que todos llevamos dentro. Toma nota.

Impact Earth

Si lo que te gusta es saber la capacidad de destrucción que puede llegar a tener un meteorito de tamaño considerable, Purdue University en West Lafayette ha desarrollado Impact Earth. La web app es una especie de simulación virtual en la que seleccionas diferentes variables, entre las que están el tamaño de la piedra, la velocidad y ángulo de entrada o si quieres que impacte en tierra o en mar provocando con ello los correspondientes resultados devastadores. No es que sea especialmente divertido pero sí que resulta curioso saber, por ejemplo, que con el meteorito que has creado puedes generar un tsunami con olas que superan los 30 metros de altura, algo que sin duda provocaría problemillas gordos en gran parte del planeta.

Imagen de Impact Earth: aplicación de simulación de impactos de asteroides

 

Plague

Con Plague puedes expandir un virus por el planeta, hacerlo mutar, enviarlo por tierra, mar y aire y destruir así al máximo número de personas posibles. Te parecerá una aberración de juego pero tiene ya millones de descargas en todo el mundo y otros miles de leales fans, entre los que destaca @carlitos_adan, compañero de trabajo que me lo enseñó hace unos días y tras probarlo unas horas considera que esde los juegos más adictivos que conoce. Seleccionas el país de origen de tu virus y, entre otras cosas,debes luchar contra las diferentes climatologías para tomar decisiones que provoquen su expansión rápida por el planeta; una especie de estrategia psicópata, vamos. Un consejo: si comienzas en una ciudad con puerto y aeropuerto mejor. Un detalle: llegar hasta Groenlandia se hace una tarea complicada, lo que demuestra que en caso de pandemia mortal, largarse a un lugar frío e inaccesible puede ser una buena opción de supervivencia.

 

Imagen del juego Plague de transmisión de plagas

Seguro que hay muchas más, pero yo con estas dos, doy por satisfechos mis instintos psicópatas. Salud.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)