El Generador Espontáneo de Optimismo (GESOP)

Entrada publicada originalmente en Yorokobu, el 22 de febrero del 2010

Si últimamente encendéis la tele, veréis que todos los telediarios sensacionalistas de este país (que casi todos lo son) dicen que el 2010 en España será como para meterse en un agujero y no salir de él. Los periódicos económicos sensacionalistas (que muchos lo son) también lo dicen. E incluso esos banqueros, economistas y políticos que casi nadie conoce, que toman las decisiones importantes en el mundo y que, digan lo que digan, son los culpables de que estemos viviendo esta situación, también lo dicen. Bufff, vaya panorama.

Por lo general suelo ser un tipo bastante optimista que se levanta por la mañana e intenta afrontar todo lo que se le venga encima de una manera positiva. Creo que es la única forma de salir a flote y tirar para adelante. Pero al escuchar a banqueros, políticos y economistas que no conozco y que no me generan ninguna confianza ni simpatía, a diarios económicos sensacionalistas y a telediarios amarillistas que hablan todo el rato de lo misma crisis, tengo que hacer muchos esfuerzos para que esa parte de mí que se considera optimista se mantenga a flote.

Así que un buen día pensé: “tengo que hacer algo”. No quiero perder mi nivel de optimismo. Necesito tener un lugar a donde acudir siempre que sienta que el pesimismo crece en mí. Y ese lugar de peregrinación podría servir también para el resto de mortales que, como yo, aún siendo optimistas, tienen momentos de bajón. Sería un espacio donde el optimismo es protagonista y donde podamos encontrar “algo” que nos ayude a todos a afrontar la realidad de una manera más positiva.

Pero yo sólo no puedo hacerlo. Estaría loco o me creería que soy algo que en realidad no soy. Por eso he pensado que ese lugar lo podemos ir construyendo entre todos y poco a poco, como se hacen las cosas bien hechas.

De momento y para empezar, yo ya he puesto la primera piedra. El lugar en cuestión lo he creado en la red y lo he llamado el “Generador Espontáneo de Optimismo”. Lo podéis encontrar en Twitter y para acceder sólo tenéis que teclear twitter.com/gesop (daros de alta si no tenéis cuenta), añadirlo a vuestra lista de “following” y comenzad a twittear vuestras propuestas siempre añadiendo @GESOP (en mayúsculas).

A partir de aquí la idea es simple. Si en el “Generador Espontáneo de Optimismo” todos enviamos textos de no más de 140 caracteres, que respiren buen rollo y energía, siempre habrá un lugar al que acudir cuando tengamos un momento de creciente pesimismo. Así, encontraremos ese “algo” que nos devuelva la sonrisa y nos haga tirar del carro.  Puede ser cualquier cosa que se os ocurra. Una idea. Un consejo. Un link. Una canción. Un vídeo. Un chiste. Una reflexión. Lo que os dé la gana pero con una condición: que contenga las palabras o el buen rollo necesario para motivar y cambiarle el ánimo a quién entre.

En realidad, esto no va a cambiar el mundo pero por lo menos es un pequeño granito de arena. No será nada importante ni crucial para la humanidad, aunque creo que es mejor que seguir escuchando a esos políticos, banqueros, periodistas y economistas que ni conocemos ni nos hacen sentir bien.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)