Construyendo un Detector de Aliens con “Little Bits”

 

Hace tiempo que quería probar “Little Bits“, la plataforma con la que puedes crear tus propios circuitos electrónicos a partir de un gran número de pequeños módulos que se unen entre sí gracias a imanes. El sistema es tan sencillo que además de dirigirse a diseñadores e ingenieros, está especialmente orientado a la educación infantil ya que incluso los niños más pequeños pueden empezar a utilizarlo sin ningún conocimiento electrónico. Los límites sólo los pone su imaginación. Así que ni corto ni perezoso lo probé con mi hijo, que cumplió los 5 años en diciembre y que es capaz de concentrar toda la energía de un huracán en un cuerpo de apenas 1,15 metros.

El resultado le encantó. Pero os he de decir que a mí, incluso más. Little Bits es sin duda una plataforma revolucionaria que lleva meses triunfando en todo el mundo y que no para de crecer.  Su creadora Ayah Bdeir, ha conseguido reducir a un simple juego de niños toda la complejidad que puede llegar a tener la electrónica, haciendo algo absolutamente sencillo de utilizar y con millones de combinaciones posibles, con el objetivo de crear proyectos que incluso un niño pequeño puede hacer. Bajo estas líneas tenéis la charla que Ayah ofreció en el TED, os recomiendo echarle un vistazo para que os hagáis una idea de lo grande que Little Bits puede llegar a ser. Su creadora se define a así misma como ingeniera y artista, y la combinación de ambas facetas le ha llevado a hacer posible un producto que ha convertido a miles de niños y padres sin conocimientos técnicos en miembros del nuevo movimiento “maker”, tan de moda últimamente.

 

Mi primera impresión durante los primeros días de pruebas fue más que satisfactoria. Decidí pedir dos kits, el Deluxe y un Kit de edición limitada con el que puedes construir tu propio sintetizador Korg característico de principio de los 80.  En apenas unos segundos habíamos creado un circuito que, con un botón, hacia mover un pequeño motor y con un potenciómetro encendía y apagaba un pequeño LED, mientras emitía un sonido intermitente. Y mi hijo no tardó mucho más en hacer un circuito propio. Así que unos días más tarde y en a penas una hora, entre los dos construimos el “Primer Detector de Aliens” de la historia, con antena giratoria (que secamos de un Halcón Milenario de juguete)  y alarma de reconocimiento. Bastaron unos cuantos módulos, la antena y una caja de cartón para conseguir el resultado que podéis ver en el siguiente vídeo.

 

Little Bits no para de sacar kits y complementos. Lo último: los nuevos receptores inalámbricos que te permiten activar los circuitos a distancia. Además han anunciado que dentro de muy poco tiempo lanzarán los primeros módulos compatibles con la plataforma Arduino, con lo que darán el salto a la electrónica digital ofreciendo la posibilidad a los creadores de controlar sus circuitos mediante programación. La comunidad de adeptos que gira entorno a Little Bits continúa creciendo y en la web no paran de subir proyectos de lo más variopinto, con las instrucciones paso a paso para que tú también los hagas en casa.

La verdad es que engancha. Pero lo mejor de todo es la proyección que tiene desde el punto de vista educativo. Si eres padres lo entenderás. Es difícil hoy en día conseguir juguetes con un elevado nivel educativo donde padres e hijos disfruten por igual y donde la imaginación de los niños sea la que lleve la voz cantante. Little Bits es uno de esas cosas que muchos hubiéramos deseado tener cuando éramos pequeños y que ahora nuestros hijos tienen la posibilidad de disfrutar. Y si no tenéis niños también os lo recomiendo, porque creo que es un paso sencillo para entender la electrónica y una primera aproximación antes de empezar con plataformas como Arduino, si es que os interesan. Os aseguro que no os arrepentiréis y acabaréis sacando el “maker” que todos lleváis dentro.

 

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)