5 consejos para desarrollar productos tecnológicos creativos

Bernardo Hernández en la red innova del pasado año

La semana pasada tuve el privilegio de asistir en Madird al segundo congreso “El Ser Creativo” que reúne a alguna de las mentes más brillantes del mundo para realizar charlas de 21 minutos y posteriores debates en torno a temas científicos, tecnológicos, sociales, educativos y meoambientales. Fueron casi tres días de auténtica locura en lo que a cantidad de información se refiere. Cantidad y calidad, porque entre otros ponentes había Premios Nóbeles, personalidades galardonadas con el Príncipe de Asturias y altos cargos de empresas tan representativas como la NASA o google.

Todas las conferencias valieron la pena, pero de entre ellas fue la charla de Bernardo Hernández la que me empujó a esribir este post. Bernardo Hernández resume en su persona la figura del emprendedor, que habiendo participado en la fundación de algunas de las empresas tecnológicas más importantes de España (entre ellas idealista o twenty) hizo las américas y comenzó a trabajar para google en Silicon Valley, convirtiéndose en el jefe del departamento de productos emergentes de la compañía.

Su puesto y su experiencia del último año le han llevado a crear una lista de 5 condiciones indispensables a la hora de definir desarrollos tecnológicos que aporten valor, tanto desde un punto de vista creativo como económico

1 // Entender la frontera de lo posible

Es muy difícil desarrollar productos tecnológicos si no tienes conocimiento del ámbito en el que se va implementar la idea; pero, sobre todo, desarrollar tecnología innovadora implica un profundo conocimiento de lo que se puede llegar a hacer y de lo que no. Esto implica un esfuerzo por estar siempre al día de las numerosas innovaciones que, casi minuto a minuto, van apareciendo.

Además es necesario tener talento. Sí, amigos. Las soluciones geniales no se crean por generación espontánea sino por un conjunto de neuronas nacidas o entrenadas con el tiempo para el desarrollo inteligente y creativo de ideas, incluidas las tecnológicas. Y después de todo esto, son necearios los recursos para hacerlo realidad; recursos económicos, evidentemente. Algo que en España es harto complicado debido a la nula capacidad de nuestros gobernantes de entender que precisamente en la innovación es donde está el futuro de los países; por lo que muchas de estas ideas se empiezan desarrollando en casa y con el dinero y apoyo de los familiares y amigos.

2 // Necesidad de hacer negocio

Es lo que falla en la gran mayoría de ocasiones. Si eres un geek no tienes mentalidad empresarial y tu proyecto fracasa. Si eres empresario no tienes mentalidad de geek y tu proyecto también fracasa. Lo que ha hecho triunfar a muchas startups americanas es que sus desarrolladores, en su mayoría geeks, tuvieron tembien la caapacidad de ponerse en la piel del hombre de negocios y se preocuparon por rentabilizar sus ideas y hacer que sus innovaciones crearan modelos sostenibles de negocio. Larry Page, sin ir más lejos, además de obsesionarse con los proyectos desde un punto de vista de innovación está pensando constantemente en cómo hacer dinero con ellos. Una vez tengas la idea pregúntate quíen pagaría por ella y cuánto estarían dispuestos a pagar.

3 // El caos es necesario

El orden y los procesos ordenados de creación son la anticreatividad. El caos se necesita para generar un ambiente donde las ideas fluyan. Ninguna idea salida de un plan estricto y ordenado ha tenido éxito. El caos es necesario para la fluidez y genera un ecosistema de diferentes alternativas que aceleran el aprendizaje y la optimización de la creación. Bernardo aquí hizo especial incapié en crear ambientes creativos en donde reine un cierto caos y donde los protocolos desaparezcan. Y es aquí donde obtuvo el apoyo de los diferentes científicos que había sobre el escenario, los cuales apoyaron su tesis poniéndose ellos mismos y sus equipos de trabajo como ejemplo.

4 // El error es bueno

Nada que no supiéramos. España es quizá uno de los países donde más se penaliza el error. Si fallas una vez es muy difícil que alguien vuelva a confiar en ti. Los inversores, por ejemplo, tienen mucho miedo de invertir en la idea de un emprendedor que ya ha fracasado antes. En EE.UU sin embargo existe una norma no escrita que dice que a la cuarta va la vencida; por lo que los grupos de inversores acaban confiando en personas que están a punto de lanzar su cuarto proyecto, ya que consideran que ha adquirido la experiencia necesaria para que, esta vez sí, su idea funcione.

El error nos ayuda a replantear cosas, a repensarnos ideas y a corregir donde hemos fallado para volver a intentarlo y no caer. Y si no que se lo digan a google; alguno de sus más sonados fracasos les han ayudando a crear cada vez mejores productos.

5 // Entornos fluidos y planos

Google es una empresa de miles de personas que tiene una estructura extremadamente plana y horizontal, donde prácticamente los altos cargos se mezclan con los empleados. Esto hace que las ideas fluyan de forma rápida y sin jerarquías, sin tener que pasar por enfarragosos procesos de aprobación; algo que ayuda a generar ambientes fecundos para la creación de proyectos innovadores.

Y entonces Bernardo acabó con una imagen que lo resumía todo:

Italia en el S. XIV  // Londres S. XIX // Silicon Valley S. XXI

No hace falta leer entre líneas. Más explicito imposible.

Deja un comentario

*
* (prometo no publicarlo)